«Estaremos satisfechos si logramos representación»

Creó el partido junto con otros militantes tras salir de IU y ahora espera conseguir al menos un concejal

El candidato de CVM propone doblar la cifra de autobuses urbanos

MÁLAGA.- Antonio Serrano se presenta a las elecciones municipales de 2011 bajo unas siglas distintas a las de 2007. Apuesta por el ecologismo, la solidaridad y las energías renovables. «Compromiso Verde por Málaga nace con la convicción de lograr que Málaga sea una ciudad más habitable», asegura.

¿A qué votante se dirige CVM?
Este partido se dirige a todos los malagueños descontentos con la vida política e institucional, con la baja calidad, con la partitocracia imperante, a todos aquellos que en definitiva quieren cambiar. También a quienes quieren su ciudad, a los que viven en los barrios y desean pasear por ellos con unas calles limpias. Nos dirigimos a los que están descontentos con el equipo de gobierno y con el trabajo hecho por la oposición.

¿Cuáles son los ejes del programa?
Fundamentalmente son dos. El primero es el que se refiere a la política a nivel municipal, está impregnado de fuerza porque somos una izquierda localista y andalucista que pretendemos una regeneración política. Queremos abrir puertas a la participación, que no existan filtros o controles, que los ciudadanos participen de las decisiones de los presupuestos de la ciudad. Queremos que tengan un conocimiento absoluto de todas las actuaciones y que puedan acceder a los archivos. En definitiva, máxima transparencia y participación. La otra es una proposición de ciudad distinta, fundamentada en zonas verdes, grandes equipamientos y energías alternativas. Fomentar la investigación y la tradición. Nos duele que haya ciudadanos a los que se desaloja de sus viviendas, queremos que quien lo necesite use los servicios sociales. Queremos que los inmigrantes gocen de derechos y no sean intimidados por distintos sectores.

La convocatoria a esta candidatura de CVM engloba también a otros partidos. Explique cómo surge.
Compromiso Verde por Málaga es la suma de partidos, pero no de unas siglas. Procede de la unión de la izquierda andalucista y del ecologismo. Está formado por personas del Partido Socialista Andaluz y del Partido Andalucista. Lo componen personas del movimiento social, ecologista y sindical. A su vez, a nivel autonómico está integrado en la coalición Espacio Plural Andaluz.

En un principio iban a ir junto a Los Verdes.
Sí pero finalmente no. El día de antes de presentar la candidatura decidieron que no. Cada uno tiene su propia estrategia y finalmente decidieron ir por separado.

¿Cuál es su gran proyecto?
Nuestro gran proyecto es nuestra apuesta por el medio ambiente. No es por moda o por un titular, es que queremos contribuir a un mundo mejor porque el futuro del mundo está en tela de juicio. Desde el ámbito local, aunque pueda no parecerlo, se puede hacer mucho, podemos construir una ciudad confortable y bonita, disminuir las emisiones de CO2 reforestando e instalando energías alternativas. Plantaríamos pero sin desperdiciar recursos, no como se hace en Málaga, que se cambian algunas flores cada tres o cuatro meses. Hace falta el doble de la flota actual de autobuses urbanos, y también vehículos eléctricos. Para evitar la contaminación haría falta restringir la circulación en determinados sitios.

¿Qué sensaciones tiene como candidato tras haber sido concejal de otro partido?
No me genera ningún conflicto, ser candidato es un honor, haber sido elegido me da mucha responsabilidad y espero estar cumpliendo las expectativas. Mi época como concejal no ha sido fácil, más de cien personas pedimos una oportunidad y la organización no lo aceptó.

Ha recibido numerosas críticas por no haber dejado su acta de concejal tras salir del partido.
Dice la jurisprudencia que el acta es de quien la ostenta, pero yo digo más, es de todos los ciudadanos de Málaga. En su día hay quien me contó que votó directamente a IU, otros lo hicieron por Moreno Brenes y, otros, por mí. Asumí un contrato de cuatro años, yo lo he cumplido por encima de un interés que es distinto del general, pero por encima del interés de IU.

¿Cuáles son sus aspiraciones reales?
No aspiramos a tener nueve concejales… aspiramos a tener representación municipal. Para esto, necesitamos unos 12.000 votos, sabemos que es complicado. Para mí, a nivel personal, obtener menos de 4.000 será un fracaso, lograr más de un concejal será satisfactorio.

La Opinión de Málaga

Anuncios