Pilar González: “El gobierno municipal ha dejado bastante que desear en estos últimos años; la oposición también”

La candidata andalucista a la Alcaldía de Sevilla afronta con ilusión la campaña electoral que comienza este viernes. Como base de su candidatura destaca una política andalucista diferente que se fija en la vida cotidiana de los sevillanos.

SEVILLA.- 1.-¿Cómo afronta usted a título personal y también el partido estas elecciones municipales del 22-M?

La palabra que mejor lo define es esperanza porque es una ilusión pero que tiene un fundamento en la certeza y en la convicción. La esperanza es el sueño de la gente despierta, no es el sueño de algo ajeno a la realidad.
Estamos viviendo unas circunstancias difíciles, pero hay tal posibilidad de que cambien para los andaluces y los sevillanos en particular. Coincide un cambio de época, coincide una crisis brutal política que requiere actitudes diferentes y una forma diferente de hacer política. Nosotros hemos tenido la fortuna de aquilatar en un eslogan algo que es toda una reflexión, un análisis, de haber llegado a esta conclusión hace tiempo. Ocurre que hemos estado fuera del foco mediático. Eso ha tenido sólo una parte positiva, sólo una y muy pequeña, y no me duele decirlo. Nos ha permitido trabajar con mucha tranquilidad en este debate interno sobre la necesidad política diferente. Lo afrontamos con esas carga de esperanza que nace de la certeza de haber hecho el análisis correcto, de la honestidad radical en el planteamiento (hay que hacer las cosas de forma diferente), hay que hacerlo con urgencia, no admite demasiada demora, y hay que hacerlo desde la más extrema honestidad, desde la ligereza de equipaje. Sabemos que las cosas están difíciles, pero trabajamos desde la esperanza de que podamos conectar con la cantidad suficiente de sevillanos para que este mensaje de las cosas diferentes prenda de nuevo entre los andaluces y podamos efectivamente tener la oportunidad de cambiar las cosas.

2.-Su principal objetivo es entonces volver a conseguir la representación municipal…

Sin duda, ese es el objetivo principal porque sino nos vamos a quedar con una magnífica reflexión, pero que no va a ser útil. Si no tenemos esa presencia institucional y desde la institución la posibilidad de aplicar estas reflexiones y estas cosas diferentes que queremos hacer, tendremos una preciosa teoría muy poco útil. Para ser útil debemos estar en los ayuntamientos. Y por eso ése es nuestro reto fundamental. En la magnitud y proporción que deciden los ciudadanos de Sevilla, pero también digo que lo que hace unos meses parecía imposible hoy no nos parece tanto. Es imprescindible poner un punto de cordura en el Ayuntamiento. Mi sensación es que en este tiempo el Ayuntamiento de Sevilla ha gobernado la ciudad o Pernambuco, da igual, al margen completamente de la vida cotidiana de los sevillanos. Ha habido una escisión entre la realidad y la institución, han estado de espaldas.

3.-¿Qué medidas cree entonces que hay que aplicar en esta ciudad?

La medida fundamental que tiene que ver con la forma, con las formas de hacer política, tiene que ver con la participación de la ciudadanía en las decisiones que toman en la casa grande , en la institución que dirige y coordina la política en Sevilla. Lo que peor se ha hecho en todo este tiempo es la falta de participación. Esto como filosofía general. Aplicado a cuestiones concretas, el tema de la movilidad y las peatonalizaciones o el carril bici. Me parecen unas medidas muy buenas, que creo que son de las mejores cosas que se han hecho desde el Ayuntamiento, aunque hay carriles bici que tienen árboles en medio, etc. Hay cosas que se pueden mejorar. Sevilla tiene una escala, una planimetría y una climatología que permítela movilidad en bicicleta para muchas personas. Pero se ha hecho, especialmente el tema de las peatonalizaciones, sin contar con nadie, a la brava. Yo tengo la experiencia de Pepe Núñez, que es uno de los mejores responsables de Urbanismo que ha tenido Sevilla. Él siempre dice que no conoce ninguna peatonalización que no haya sido un conflicto en el durante y que no sea un éxito en el después. Si el problema es durante, la mejor manera de resolver el conflicto es el diálogo, la participación de los vecinos, de los comerciantes, entre otros. Las obras generan molestias, cortes de tráfico, negocios con problemas, etc. Pero todo esto con planificación atenúa esa carga negativa que tienen estos proyectos. Cuando uno se empeña en hacer algo para el pueblo, pero sin el pueblo, eso se llama despotismo ilustrado. Y eso se ha practicado en Sevilla en los últimos cuatro años. Como entiendo que eso es lo que se ha hecho peor, recuperar la participación de la ciudadanía es una de las cosas que hay que hacer. Con la naturalidad del diálogo y de la distancia corta. Y del debate ciudadano. Ese es un derecho y un deber de la ciudadanía. En materias más concretas, vamos a hablar de empleo, porque es uno de los principales de Sevilla, por lo que tiene que ser la prioridad del Ayuntamiento. En esta materia, conscientes de que el Ayuntamiento tiene pocas competencias, no hay que hacer un discurso desconectado de la realidad. Un Ayuntamiento con capacidad de liderazgo arranca inversiones de la administración que tiene las competencias. Luego es cuestión de tener un Ayuntamiento reivindicativo con capacidad de liderazgo. También de tener un objetivo político, ya que la mayor cantidad de recursos tienen que estar destinados a crear condiciones para generar empleos. Eso pasa por bonificar las tasas municipales a empresas que se asienten en Sevilla, por destinar el 50 por ciento del presupuesto municipal a las condiciones para crear empleo, entre otras. La base fundamental es el diálogo. Si soy alcaldesa, de cinco días laborables dos voy a dedicarlos al contacto directo con los sevillanos. Es fundamental para hacer una política diferente.

4.-Habla mucho de esa participación de los sevillanos, que considera fundamental para hacer esa política diferente. ¿Prevé alguna medida de fomento de las asambleas ciudadanas en espacios como los centros cívicos que luego se vea reflejado en el Pleno municipal?

Sí, de hecho el reglamento de participación ciudadana se modificó estando el PA en el gobierno municipal, al frente de la Delegación de Participación Ciudadana, para que los ciudadanos puedan hacer preguntas dentro de los Plenos. Los centros cívicos son centros de dinamización de la actividad normal en los barrios de Sevilla. La descentralización municipal debe venir fundamentalmente de los centros cívicos como espacios púbicos que permitan este tipo de relaciones, dinamizadores de los barrios.

5.-Nuestro periódico es un diario digital dinámico, formado principalmente por gente joven. El desempleo juvenil es uno de los mayores problemas que hay en esta ciudad. ¿Qué medidas se podrían proponer desde el Ayuntamiento para disminuir ese desempleo?

El Ayuntamiento tiene una función de liderazgo social que me parece que es irrenunciable… el tema del paro juvenil es el drama. No hablamos de mi generación que vamos tirando para adelante, sino que hablamos del futuro pero del futuro inmediato. Difícilmente podemos soportarlo como sociedad, y desde el Ayuntamiento, en ese objetivo claro de que sea la prioridad del Consistorio, hay que hablar con los jóvenes y preguntarles qué puede hacer el Ayuntamiento. Algo que me parece muy positivo es poner semilleros, que el Ayuntamiento ceda un espacio físico, la conexión de Internet y una línea de teléfono y un grupo de personas desarrollan una actividad con coste cero, sin pagar alquiler y el consumo de los servicios. A partir de ahí se generan sinergias entre proyectos que aparentemente no tiene nada que ver. Algo que no responde a las cuestiones formalmente previstas. De esto he hablado con estudiantes sevillanos que han estado de Erasmus y preguntarles qué se está cuestionando por ahí, buscar medidas e imaginas cosas, que la sensación no sea la desgana. Parece que esa posibilidad de semilleros es algo real para el Ayuntamiento, que se puede buscar en algunos locales municipales. También hay que fomentar otro tipo de relaciones entre la Universidad y la empresa. Teniendo la ciudad tres universidades podemos convertir a Sevilla en una ciudad universitaria y creando sinergias para los estudiantes, profesores y para todo el personal que gira en torno a la Universidad de Sevilla.

5.-¿Qué es lo que tiene el PA para ofrecer al ciudadano?

Un proyecto diferente, que no es un eslogan, es una actitud. En las formas y en el fondo. Este compromiso de no prometer nada que no se pueda cumplir. Vamos a ser implacables con la corrupción. Eso por lo formal. Por los contenidos, ofrecemos una conexión con la vida cotidiana de la gente. Este nuevo andalucismo no se preocupa tanto por los proyectos estrella como por la vida cotidiana de la gente. Contribuir a resolver muchos de los problemas de los sevillanos. Es una preocupación por lo pequeño, no solo por lo grande ofrecemos una política radicalmente diferente, radicalmente transparente y muy cívica.

6.-Me gustaría que hiciera un perfil del grupo humano que le acompaña…

De eso presumo. No soy nada presumida, pero de lo único que presumo es de que, mientras otros tienen lista, yo tengo un equipo, con lo cual es diferente. Yo no he hecho una lista de nombres para presentarla a una candidatura. He intentado formar un equipo de personas, somos muy diferentes entre nosotros, pero todos juntos tenemos capacidad para hacer diferente esta ciudad. Es un equipo muy plural donde hay de todo. Hay personas que no tienen carné de militante andalucista, pero sí tienen un compromiso andalucista importante de lo cotidiano, de lo propio, con la humanidad en el escudo sin ningún tipo de complejos. Es un equipo muy plural donde hay de todo. Evidentemente son personas con un perfil más progresista que otra cosa. Desde personas jóvenes, mayores, que han tenido vinculación directa con los barrios, que han ejercido liderazgo en algunas asociaciones, personas con un perfil más universitario, mujeres, hombres, etc. Es un equipo diferente. Que es el mejor equipo, no tengo ninguna duda.

7.-¿Estaría dispuesta a formar un pacto de gobierno?

Estaría dispuesta a gobernar Sevilla, lo del pacto es algo diferente. Hay un esquema muy clásico que se repite frecuentemente y que es que uno va al Ayuntamiento a hacer pactos a cambio de delegaciones o de sillones. Yo no voy al Ayuntamiento pensando en un sillón, sí voy pensando en hacer gobernable Sevilla. No en ser un obstáculo, sino un catalizador de proyectos. Esto se puede hacer en el gobierno o en la oposición. El gobierno municipal ha dejado bastante que desear en estos últimos años; la oposición también. Por lo tanto, yo puedo hacer una oposición radicalmente diferente a lo que se ha hecho. Como realmente no sé lo que va a pasar, sé cuál es mi voluntad, la nuestra. Contribuir a que a Sevilla le pase cosas buenas. Con ideas nuestras o con ideas de los demás, lo podemos hacer o bien en el gobierno o en la oposición. El PP y el PSOE tienen el poder de cambiar la Ley Electoral. Si no lo hacen ellos son responsables de los pactos, ya que siempre se instala en la mente de los ciudadanos que los grupos pequeños son los malos de los pactos. Dice la ley que gobierna un Ayuntamiento que tiene mayor número de concejales, no de votos.

8.-Un último mensaje a los sevillanos…

Sevilla tiene remedio. No tenemos ni que resignarnos a que esto es lo que nos queda ni que sufrir en silencio. No votar por castigo ni por aburrimiento. Votar en libertad es escoger lo que uno quiere.

Giralda Información

Ir a Portada

Anuncios