Antonio Serrano pedirá en el pleno del Ayuntamiento de Málaga el cese del concejal de Urbanismo

El concejal no adscrito del Ayuntamiento de la capital y candidato de Compromiso Verde por Málaga (cvM), Antonio Serrano, pedirá en el próximo pleno municipal el cese del edil de Urbanismo, Manuel Díaz Guirado, implicado en varios asuntos polémicos

MÁLAGA.- El concejal del Ayuntamiento de la capital y candidato de Compromiso Verde por Málaga (cvM), Antonio Serrano, pedirá en el próximo pleno municipal el cese del edil de Urbanismo, Manuel Díaz Guirado, implicado en varios asuntos polémicos.

Serrano presentará una moción en el pleno después de que se conociera que Díaz Guirado solicitó una licencia de obra para reformar su casa por un valor inferior al coste final de los trabajos o que utilizó durante más de un año el todoterreno del empresario al que se adjudicó la concesión de la piscina de Puerto de la Torre sin que estuviera a su nombre.

Precisamente, un juzgado de Málaga investiga la presunta comisión de un delito de cohecho en la adjudicación de esta piscina. Asimismo, el hermano del edil de Urbanismo, Alberto Díaz Guirado, director del distrito de Cruz de Humilladero, obtuvo un permiso de obra para la reforma de la cubierta de su casa sin presentar el proyecto preceptivo.

Ante la necesidad o no de presentar este proyecto, Serrano ha dicho este martes tener “dos resoluciones de obra menor de similares características en las que sí se pidió el proyecto”. Según el edil de izquierdas, también en este caso hubo una agilización de los trámites administrativos, puesto que éstos “no llevan menos de 90 días y, sin embargo, aquí la licencia se expidió en tres”.

A su juicio, tanto en el caso de la obra del propio edil de Urbanismo, que ha sido ratificado en su cargo por el alcalde, Francisco de la Torre, como de su hermano, “hay un trato de privilegio, una instrumentalización de la posición política que ocupa Díaz Guirado en el equipo de gobierno”.

Serrano ha señalado en rueda de prensa que la solicitud de licencia de obras abreviada para la vivienda del concejal de Urbanismo por un presupuesto de 1.700 euros se hizo el 10 de marzo de 2010 y ese mismo día se le concedió, sólo “tres minutos y un segundo más tarde”.

“La licencia tardó cero días, tuvo que ser tramitada de mano a mano antes que otras licencias presentadas con antelación”, ha afirmado el edil, lo que, según ha advertido, “sólo sucede por instrucción precisa o del propio concejal o de un cargo de confianza, ya que los trabajadores siguen rigurosamente el orden de entrada de las solicitudes”. Precisamente, ha asegurado que por el procedimiento abreviado, estos permisos de obras “no tardan menos de cinco días; de forma extraordinaria, tres”.

El 18 de febrero la mujer del edil del PP pidió la ampliación de la licencia de obras “para evitar males mayores”, según Serrano. Por todo ello, ha considerado que en este proceso no hubo error por parte del concejal, sino que se trató de “un hecho propiciado por el propio Díaz Guirado”.

“Por cuestiones de ética y de estética pública debería dejar sus funciones y dedicarse a otras”, ha manifestado el candidato de Compromiso Verde por Málaga, quien ha añadido que el alcalde “tenía que haber cortado de raíz esta cuestión, siendo consecuente con sus propias declaraciones”.

También ha hecho referencia a la moción que, en plena polémica con el concejal de Urbanismo, el equipo de gobierno del PP presentó en el pasado pleno pidiendo la demolición de los escalones de la casa en la que reside el edil socialista Sergio Brenes por ocupar de forma irregular la acera de una calle de Campanillas.

Ha criticado, precisamente, que un expediente de estas características tarde 15 años en tramitarse, lo que ha tachado de “inaudito e injustificable”, así como que “se utilizara el pleno municipal para hacer un escarnio público de una determinada conducta”. “Es muy grave”, ha apostillado.

Europa PressDiario QuéLa Opinión de Málaga

Ir a Portada

Anuncios