Convivir con invasión de hongos

Carlos Pérez y su madre Margarita Campos en la entrada de su vivienda de alquiler en la calle Melgarejo, en la que puede verse la huella del cuadro que han retirado, rodeado de los hongos que han tomado las paredes. Carlos Criado

MÁLAGA.- Carlos y su madre Margarita, inquilinos de un piso de la Junta gestionado por el IMV en la calle Melgarejo, 4, llevan 10 meses denunciando la presencia de hongos que están invadiendo toda la vivienda.

Muy tranquilas parecen tomarse las administraciones el serio problema que están viviendo Carlos Pérez y su madre Margarita Campos. La familia vive desde hace 13 años en un piso en alquiler en el número 4 de la calle Melgarejo que lleva más de diez meses invadido por los hongos. Se trata de una vivienda propiedad de la Junta de Andalucía pero gestionada por el Instituto Municipal de la Vivienda (IMV).

La familia no ha dejado de pagar la mensualidad ni una sola vez, pero el cumplimiento del contrato no les está asegurando las urgentes reparaciones que reclaman y que en este caso debe hacerlas el IMV.

«La casa es para asustarse, yo vivo con mi madre, de 70 años y con problemas de corazón y soy quien se encarga de cuidarla», explica Carlos Pérez, que entra en el portal de su casa que carece de las dos puertas de entrada: han sido robadas, igual que el telefonillo.

En el piso donde viven madre e e hijo el pasillo central está cubierto por lunares verdes, desde el suelo hasta el techo. «Esto tiene moho y es enfermizo, no es bueno para nadie. Yo salí del hospital porque me dio una arritmia y a los pocos días me resfrié de tanta humedad», cuenta Margarita Campos. Lo que más indigna a esta familia es la respuesta que le dio un responsable del IMV. «Me dijeron que era una falta de ventilación, eso es un insulto a la inteligencia y una ofensa para mí», destaca Carlos, mientras su madre también señala que le ofendió lo que entiende como una clara indirecta. «Ese hombre me puso de cochina», lamenta. Esto ha sido, cuentan los afectados, lo único que han conseguido después de 10 meses enviando denuncias a Epsa (la empresa pública de suelo de la Junta) la delegación de Vivienda y el Instituto Municipal de la Vivienda.

Y sin embargo, salvo esta invasión de hongos, la casa de Carlos Pérez y Margarita Campos es una vivienda muy normal y cuidada. «Este piso tiene 42 metros cuadrados, no necesitamos más para vivir, excepto que esté en condiciones, que para eso pagamos desde hace 13 años religiosamente», apunta Carlos Pérez.

El concejal no adscrito Antonio Serrano, portavoz de Compromiso Verde por Málaga, quien visitó el piso, señaló que se trata «de un ejemplo más de abandono por parte de las administraciones». Serrano destacó la presencia de «moho y casi putrefacción de paredes y techos de la vivienda que la hacen insalubre para vivir» y recordó que hace dos semanas, el gerente del Instituto Municipal de la Vivienda le aseguró que inspeccionaría la casa. «Al día de hoy no ha venido», apuntó.

Para el concejal, el problema «no es responsabilidad de los vecinos sino una falta estructural del edificio, porque el agua se acumula por algún lado».

Serrano anunció que se reuniría con el delegado de Vivienda Enrique Benítez para darle a conocer el estado de la vivienda, así como con el gerente del IMV, José María López Cerezo.

La Opinión de Málaga

Ir a Portada

Anuncios



    Responder

    Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

    Logo de WordPress.com

    Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

    Imagen de Twitter

    Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

    Foto de Facebook

    Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

    Google+ photo

    Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

    Conectando a %s