Aprobada por unanimidad la propuesta del PSA para la construcción de siete nuevos centros de atención primaria

Cuatro colectivos diferentes se manifiestan ante el Ayuntamiento

Unas 150 personas pertenecientes a cuatro colectivos protagonizaron esta mañana una sonora protesta ante el Ayuntamiento

JEREZ.- El Pleno aprobó ayer por unanimidad una propuesta del PSA para que se inste a la Junta a contemplar en sus presupuestos las partidas necesarias para la construcción de siete nuevos centro de atención primaria; otra propuesta para que se inste también a la Junta a crear una tarjeta indentificativa de la discapacidad y la concesión del título de Hijo Predilecto de la Ciudad a Mauricio González-Gordon y Díez. La concesión de este título se llevará a cabo mañana viernes a las 19,30 horas en un Pleno extraordinario que se celebrará en la Bodega de La Concha.

En el capítulo de ruegos y preguntas, la edil del PSA, Rosario Rodríguez preguntó por la implantación de la empresa de construcción aeronáutica Maverick, a lo que el delegado de Fomento, Francisco Lebrero respondió aclarando que no es el Ayuntamiento sino AENA la propietaria del terreno y que “unas empresas están más adelantadas que otras”. Por otra parte, el concejal del PSA, Antonio Conde pidió que los regalos de Navidad que reciben los concejales se donen a la parroquia de San Rafael, a lo que la alcaldesa contestó que se consultará a los ediles personalmente.

Por otro lado, unas 150 personas pertenencientes a cuatro colectivos diferentes se han concentrado esta mañana ante el Ayuntamiento, protagonizando una sonora protesta que ha impedido el desarrollo normal del Pleno y que se pudieran debatir los asuntos más importantes. La modificación puntual del PGOU para la devolución a uso industrial del suelo de Vicasa se ha aplazado a un Pleno posterior. Pilar Sánchez ha avisado que estos hechos, que ha calificado de “muy graves” no volverán a suceder y ha advertido que es un delito tipificado en el Código Penal, mientras que María José García-Pelayo le responde manifestando que no se pueden resolver los problemas desde la amenaza.

El ruido provocado por la protesta de cuatro colectivos que se concentraron esta mañana ante las puertas del Ayuntamiento impidió el desarrollo normal del Pleno que estaba previsto que comenzara a las 9 horas y se inició cuarenta minutos más tarde. Pero la demora no sirvió para nada porque el ruido de bocinas, petardos, tambores y hasta una corneta, imposibilitó que se pudiera escuchar apenas nada de lo que se decía en el Salón de Plenos.

La alcaldesa, Pilar Sánchez despachó la sesión en un cuarto de hora y la mayoría de los asuntos no se pudiero debatir. Uno de los más importantes era la modificación puntual del PGOU para devolver a uso industrial los terrenos de la fábrica de botellas que hoy ha apagado su último horno, después de que se firmase ayer el Expediente de Regulación de Empleo extintivo para el cierre de la factoría. La alcaldesa optó por abordar este asunto en un Pleno posterior.

COPE

Anuncios


A %d blogueros les gusta esto: